miércoles, 2 de diciembre de 2009

Tacógrafos en camiones: el truco del imán

Manipulaciones de los tacógrafos digitales con un solo imán

* Este imán se colocaría entre la salida del generador de impulsos y antes de la entrada del sistema CanBus

* En consulta con las ITV's, se señala que no poseen gestor de descargas y la revisión de los tacógrafos se limita a que posean todos los precintos corespondientes


Imagen de un imán junto a un tacógrafo digital, y la ubicación del dispositivo







Últimamente suenan de forma contínua las informaciones acerca de las supuestas manipulaciones de los tacógrafos digitales y según las ITV's que se encargan de la revisión técnica de los tacógrafos, las ITV's no poseen gestor de descargas y la revisión de los tacógrafos se limita a que posean todos los precintos corespondientes.

Por otro lado, en consulta con algunas empresas de transporte, no señalan que estas prácticas se están dando, aunque en muchos de los casos se trataría de empresas en las que el propietario de los vehículos tendría una implicación muy directa, según señalan empresarios consultados


Argumentan que los conductores, por sí mismos, es difícil que se arriesguen a este tipo de manipulaciones porque saben que el empresario se percatará tarde o pronto de este funcionamiento anómalo del tacógrafo.

Muchas han sido las reacciones a la noticia publicada la semana pasada por este medio acerca de las manipulaciones de los tacógrafos digitales con un solo imán. Dispositivo que anularía toda la información que registra sobre los tiempos de conducción y descanso, con lo que algunos conductores estarían haciendo mayor número de kilómetros de los que se permitiría por ley.

Se bloquea la señal de velocidad

En la ilustración que se acompaña se observa el imán, que podemos encontrar en un aparato electrónico como un altavoz como es el caso de la fotografía. La explicación sería que el campo magnético de estos imanes, al aproximarse al tacógrafo, bloquearía su funcionamiento. No obstante, el tipo de imán que se suele emplear, según ha averiguado este medio, es el incorporado en una linterna de led, cuyo precio rondaría los 4 euros. Este imán se colocaría entre la salida del generador de impulsos y antes de la entrada del sistema CanBus. Aunque el efecto sería el mismo.

Con ello, además se bloquea la señal electrónica de velocidad que llega al tacógrafo, con lo que se podría circular a mayor velocidad de la máxima permitida para camiones.

Algunos empresarios transportistas, ante estas prácticas, estan haciendo firmar a sus conductores documentos que les responsabilice directamente en caso de una manipulación de este tipo, eximiendo a la empresa de esta infracción.

Podría tipificarse como delito próximamente

Hace escasos días se planteaba desde la Dirección General de Tráfico que estas manipulaciones podrían llegar a ser consideradas próximamente como un delito, además de la sanción económica que no baja de los 4.000 euros.

Cómo actúa

Exponemos en unos pocos pasos el ejemplo real de cómo actúan estos "manipuladores" del tacógrafo.

1. Un tacógrafo, a efectos de tiempos de trabajo, recoge la información procedente de dos sitios: la primera es la del movimiento que la toma de la salida del velocímetro de la caja de cambios y la segunda es el tiempo transcurrido de la toma de un reloj.

2. Si nosotros conseguimos anular la información del movimiento, el vehículo estará siempre parado, teniendo en cuenta que en los vehículos modernos esta información es eléctrica y, por tanto sensible, a los campos magnéticos.

3. Pongamos un ejemplo práctico: Antonio, sale del punto A con su camión y realiza su jornada de 4 h 15 min. y se para colocando el tacógrafo en descanso. Entonces se baja de la cabina y coloca un imán en la salida del velocímetro (en las cabezas tractoras se realiza de una forma relativamente fácil), anulando la señal electrónica de velocidad que recibe el tacógrafo. Inicia la marcha y continúa el viaje.

4. De esta forma, altera el funcionamiento normal del tacógrafo que deja de registrar el tiempo de descanso o tiempo de conducción durante el período concreto en que se coloque el citado imán. De esta forma, según las informaciones averiguadas por este medio, se emplearía este sistema para falsear los tiempos de trabajo -sobre todo, los de descanso-, y poder así realizar mayor número de kilómetros/día.

5. Otra manipulación posible es en los momentos de parada, donde el tacógrafo digital puede ser alterado con el imán produciendo tiempos de conducción menores.


Según estas informaciones, el imán se retiraría a la vista de la Guardia Civil. Por tanto, el imán sirve para reducir la velocidad cuando se aplica a su centralita o a los tiempos de conducción cuando se aplica al tacógrafo digital.

Los fabricantes de tacógrafos están al tanto, y alguno de ellos sorprendido de la rapidez y eficacia de la picaresca.

También se dice que hay manipuladores del software del tacógrafo y de la misma tarjeta
.



Afortunadamente no todo está perdido. El tacógrafo digital salva todas las incidencias que se producen. El Codigo de Incidencias del Tacografo Digital es un respaldo en estos casos.
El Tacografo digital lleva incorporado un Sistema altamente desarrollado de Tecnología anti-sabotaje, colocar el imán es jugarsela, incluso mucho después de haberlo hecho.


Los agentes de la autoridad acceden a la información registrada y obtienen las claves de errores:

Manipulaciones y colocar el Iman son Clave nº 08 no pasa corriente al Sensor de Impulsos. Sanción.

Clave nº 09 Error de Movimiento el Sensor de Movimiento detecta que el vehiculo se esta moviendo y no recibe la informacion ala Caja negra del Tacografo.

Todas las Manipulaciones quedan registradas en el Tacografo y las pasa al Chip de la Tarjeta